//
estás leyendo...
Cultura, Tras el telón

Recibe El Milagro al cuento magicómico El Maletazzo

Entre trucos de magia, a veces extravagantes, estúpidos, locos e inesperados, Pancho Durango —junto con su compañero Fernandovich— cuenta su historia de amor con Rose, las peripecias que vivió en sus espectáculos y deja ver la decadencia de su presente, pues ahora él y su compañero no son más que unos vagabundos viajeros que recuerdan esta vida emocionante y tal vez exitosa.

 

La puesta en escena tiene pringas de arte desde el programa de mano, pues cuenta con un diseño en la portada que le adelantan a los asistentes que presenciarán un espectáculo circense, en su interior contiene un poema; además, el texto de la obra es algo poético porque utiliza metáforas en los objetos de las maletas, los calcetines y las valijas mismas.

Para François Durègne el clown es un agitador, un provocador de historias y un universo personal. Dijo que su clown es más teatral. También mencionó que tiene un amor por el surrealismo y una forma de contar historias, que para algunos les puede resultar absurda y complicada y, para otros, más fácil, y aseguró que uno no puede ir en contra de su propia naturaleza, de su estilo.

“Mi clown es un teatro directo, el riesgo absoluto y permanente. Ninguna pared puede separar el clown y el público, o solo un instante, pero es mejor destruirla. Con la risa todo es o mágico o patético”. “Pancho Durango y Fernandovich han decidido transformar la desgracia en algo hermoso y eso es la verdadera magia. No les voy a enseñar nada nuevo: para que exista una buena comedia, se necesita algo de tragedia… ¡Y viceversa!”, declaró François Durègne.

Asimismo reveló que la idea de los calcetines surgió debido a que todos tenemos una historia con ellos y afirmó sonrientemente que él tiene alguna. Esta prenda fue utilizada en la escenografía de manera creativa, que complementada con una extraordinaria iluminación, hicieron de la obra un artístico show.

A pesar de que el también dramaturgo de la obra, Durègne, mencionó que El Maletazzo va dirigida a los adolescentes mayores de doce años, considero que niños mayores de ocho también podrían verla, pues aunque tiene esbozos de temas políticos y religiosos, en su mayoría forman parte del texto para complementar los números de magia y circenses sin complejizar los temas. Ambientado con una comicidad simple, compleja, blanca y específicamente Fenandovich recurre a la pantomima.

El montaje cuenta con la actuación de François Durègne, creación e intervención musical de Fernando López (Fores) integrante de la agrupación Orquesta Basura, codirección de Mauricio Pimentel y codirección en la primera etapa de María Goycoolea Artís. La producción ejecutiva corre a cargo de Janett Landín, diseño de vestuario de Adriana Olivera, la iluminación es de Gabriel Pascal, diseño y realización de utilería y gráficos de Felipe Lara y Nora Millán. Producción general de Cocodrilo Produxión.

El maletazzo, un cuento mágico de vagabundos encantadores, se presenta jueves, viernes 20:30; sábado 19:00 y domingo 18:00 horas en Teatro El Milagro (Millán 24, col. Cuauhtémoc) hasta el 18 de marzo de 2018.

Los boletos tienen un costo de $250 entrada general, $120 con descuento a estudiantes maestros e INAPAM y $ 80 viernes de teatro. Se pueden adquirir en la taquilla del teatro o a través de boletopolis.com.

Por Rubén Pimentel Hernández (@RubyPimentel26)

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: